El Hacklab Pica Pica es un colectivo ecohacker. Trabajamos (o no) con software libre, en la reutilización y bricolaje electrónico, fomentando el autoaprendizaje, el conocimiento libre, y la autogestión tecnológica a modo de combatir la obsolescencia programada, la tecnocracia capitalista anti-ecológica, y el recorte del libre acceso al conocimiento compartido y otras libertades. Estamos abiertas a propuestas, colaboraciones y proyectos en estas líneas.

Limpiar el calentador de gas para que funcione como el primer día

Ya llevamos varios artículos de reparaciones y arreglos diversos, como "Cartucho vacío: Tu impresora te engaña cuando dice que no le queda tinta". En esta ocasión indicaremos como limpiar el calentador de gas butano para que funcione como el primer día.

Los dos problemas o averías más habituales en los calentadores de gas es que deje de funcionar el encendedor piezoeléctrico (responsable de hacer salta la chispa que enciende la llama) o que la llama se vuelva débil, errática o irregular de forma que le cuesta mantenerse y se apaga con facilidad (debido a que el chiclé está sucio). Ambos problemas o averías son fáciles de arreglar, pero lamentablemente es frecuente que el técnico aluda falsamente a elevados precios o complejidades de la reparación para proponer la venta e instalación de un nuevo calentador completo en lugar de realizar la oportuna sencilla reparación.

Advertencia: Aunque nuestro sincero objetivo es ofrecer información útil y correcta, es posible que su uso en alguna circunstancia quizás pueda suponer algún tipo de perjuicio, riesgo o daño. Toda la información contenida en este documento o sitio web se ofrece con la intención de resultar útil o de interés, pero sin ninguna responsabilidad o garantía, incluido cualquier perjuicio, riesgo o daño directo o indirecto (material, humano o de otro tipo) que pueda derivarse por errores, defectos, carencias, omisiones o cualquier otra causa o razón.

 

Calentador de agua

A. Desmontaje del calentador

A.1. Quitar la rueda o perilla del regulador (la parte central se saca tirando hacia fuera y la rosca externa se retira desenroscando/girando).

A.2. Quitar la cubierta o chapa frontal empujándola hacia arriba mientras se mantiene ligeramente inclinada (empujando un poco hacia la persona la parte inferior para que la parte superior quede un poco inclinada hacia atrás, esta chapa se sujeta mediante dos pestañas que se mostrarán luego).

A.3. De esta forma, nos queda al descubierto el interior del calentador

Nota: Se puede observar las dos pestañas (una a cada lado) donde se sujeta la cubierta o chapa frontal.

B. El encendedor piezoeléctrico o bujía

B.1. Para retirar el encendedor piezoeléctrico o bujía (de color blanco en el calentador Junkers del ejemplo), el primer paso es quitar la pinza metálica que lo sujeta

B.2. Tras quitar la pinza metálica, el sistema de encendido piezoelétcrico queda suelto y podemos retirarlo.

B.3. Giramos el encendedor piezoeléctrico para desenroscarlo del cable.

B.4. Ya tenemos suelto el encendedor piezoeléctrico. Podemos ir a una tienda de repuestos o recambios de fontanería y calefacción para comprar un nuevo encendedor piezoeléctrico (bastante barato). Nota: El encendedor piezoeléctrico es realmente solo una comodidad a la hora de encender la llama, puede ser sustituido sin problemas por un mechero o encendedor de cocina accionado manualmente.

C. El chiclé

C.1. La llama sale del tubo metálico del quemador piloto, que conduce el gas desde el chiclé.

C.2. Si recorremos el tubo metálico del quemador piloto, encontramos en su otro extremo el chiclé, que tiene la apariencia de tornillo con un pequeño orificio central (de color cobre en el calentador Junkers del ejemplo). Curiosamente si lo observamos lateralmente podemos comprobar que existe una separación (variable según el modelo, generalmente entre 0.5 y 1 cm) entre el extremo del tubo y el chiclé.

C.3. Para retirar el tubo metálico del quemador piloto, primero lo sacamos de la pinza metálica que lo sostiene haciendo un poco de fuerza.

C.4. Luego desencajamos su parte superior del soporte metálico que lo mantiene en su correcta colocación en el hogar de la llama (la forma del soporte metálico hace que el anillo metálico del tubo encaje de una forma concreta asegurando la correcta colocación de todo el tubo del quemador piloto).

C.5. Quitamos la pinza metálica que sostiene el tubo del quemador piloto, para poder acceder mejor al chiclé.

Podemos observar ahora mejor el chiclé y su pequeño orificio central.

C.6. Desenroscamos el chiclé usando una llave de tubo (del nº 7 en el ejemplo) y una llave inglesa pequeña.

C.7. En mano podemos apreciar mejor el pequeño orificio central del chiclé.

C.8. El orificio del chiclé es menor que el diámetro de una aguja, por lo que debemos evitar usar una aguja, un alambre fino u otro objeto similar para intentar limpiarlo porque agrandaríamos el orificio provocando una salida excesiva de gas. La mejor opción para limpiarlo es meterlo bajo el chorro a presión de un grifo, dejándolo bajo el chorro durante un minuto y luego dándole la vuelta al chiclé para que el chorro le incida también en el sentido o extremo opuesto para asegurarnos una mejor limpieza del orificio.

Aprovechamos para limpiar también el tubo metálico del quemador piloto metiéndolo igualmente bajo el chorro a presión de un grifo, dejándolo bajo el chorro durante un minuto y luego dándole la vuelta para que el chorro le incida también en el sentido opuesto para asegurarnos una mejor limpieza. Se recomienda no usar para su limpieza interior un bastoncillo o similar porque puede dejar restos de fibras.

C.8. Debemos eliminar bien el agua del chiclé y del tubo metálico del quemador piloto antes de colocarlos de nuevo, para ello los agitaremos para eliminar el agua de su interior y los dejaremos secar un rato (podemos ponerlo al Sol o una fuente de calor siempre que nos aseguremos que no alcance una temperatura elevada). No usaremos ningún papel o trapo para secarlos porque podría dejar restos de fibras.

Montaje de nuevo

El montaje de nuevo consiste en simplemente revertir los pasos señalados.

Una vez montado, para probar es importante poner al máximo la rueda o perilla del regulador (tras probar que todo funciona bien, luego puede bajarse). Importante: asegurarse que la bombona de butano tiene gas.

Si la llama es fuerte y no débil, pero se apaga justo en el momento de pasar de la posición de encendido (habitualmente es presionando hacia dentro el regulador de llama) a la posición de proveer de agua caliente, entonces no es un problema de suciedad del chiclé sino que falla alguno de los mecanismos de seguridad como la termocupla o termopar (señalada con un círculo rojo en la siguiente foto y que debe tocar la llama).

 

Estufa de gas

D. Reparación del mecanismo de seguridad de temperatura

Si la llama es fuerte y no débil, pero se apaga justo en el momento de pasar de la posición de encendido (habitualmente es presionando hacia dentro el regulador de llama) a la posición de encender el panel radiante, entonces no es un problema de suciedad del chiclé sino que falla alguno de los mecanismos de seguridad como la termocupla o termopar o el mecanismo de seguridad de temperatura. Importante: asegurarse que la bombona de butano tiene gas.

El mecanismo de seguridad de temperatura corta el suministro de gas si la chapa de la estufa alcanza una temperatura elevada, para evitar incendios. En algunos modelos de estufa su pobre diseño hace que si la estufa se golpea o se tumba, deje de funcionar al moverse alguna de sus piezas internas.

D.1. Con un destornillador quitamos los tornillos que mantienen sujeta la chapa protectora del interior de la estufa.

D.2. El mecanismo de seguridad de temperatura suele estar en la base de la estufa. En primer lugar debemos comprobar que los dos cables están firmemente conectados, porque a veces se sueltan.

D.3. Para comprobar si el mecanismo de seguridad de temperatura está fallando, lo puenteamos: desenganchamos uno de los conectores y lo colocamos de forma que contacte firmemente los extremos metálicos de ambos conectores (como se puede observar en la imagen siguiente), si así enciende bien entonces es que está fallando mecanismo de seguridad de temperatura y por tanto, continuamos con los siguientes pasos.

D.4. Con un destornillador quitamos los tornillos que lo mantienen sujeto a la carcasa de la estufa. Y desenganchamos los cables conectados.

D.5. Sacamos el mecanismo de seguridad de temperatura. Para abrirlo, con un destornillador quitamos el tornillo que lo mantiene cerrado.

Con un destornillador plano, abrimos las pestañas o clics que lo mantienen cerrado.

D.6. Al abrirlo, observamos el mecanismo: una esfera metálica que al apoyar su peso sobre un mecanismo interruptor metálico hace un sonido "clic" al establecer la conexión entre el cable de entrada y el cable de salida. La avería más típica es que la pequeña pieza cóncava de plástico sobre la que se apoya la esfera metálica se haya movido a consecuencia de un golpe de forma que haya quedado en una posición que impida que funcione el mecanismo. En esta caso basta con colocar en su sitio la pequeña pieza cóncava de plástico.

D.7. Montaje de nuevo: El montaje de nuevo consiste en simplemente revertir los pasos señalados. Importante: asegurarse que la bombona de butano tiene gas.

E. Limpieza del quemador piloto

E.1. Retiramos la rejilla frontal, que está encajada a presión en sus esquinas en agujeros de la carcasa de la estufa. Se recomienda tumbar en el suelo la estufa para realizar esta maniobra porque facilita aplicar la fuerza necesaria para presionar la rejilla para sacar sus esquinas.

E.2. Con un destornillador quitamos los tornillos que mantienen sujeta la chapa protectora del interior de la estufa.

E.3. Procedemos de similar forma con la siguiente chapa protectora.

Quitamos los tornillos.

Y desencajamos de las ranuras la chapa.

E.4. Similarmente, quitamos los tornillos de la chapa que sujeta el panel radiante (habitualmente de color blanco).

Y desencajamos de las ranuras la chapa.

E.5. Quitamos los tornillos que sostienen el panel radiante en la chapa.

E.6. Podemos observar el quemador piloto (en el centro en la imagen), el encendedor piezoeléctrico o bujía a un lado (a la derecha en la imagen) y la termoclupa o termopar al otro lado (a la izquierda en la imagen).

Con un destornillador quitamos los tornillos de la pequeña chapa que los mantiene sujetos.

Puede observarse como el soporte metálico mantiene la adecuada posición del encendedor piezoeléctrico o bujía y de la termoclupa o termopar respecto al quemador piloto (curiosamente la termoclupa o termopar debe mantenerse en contacto con la llama, se trata de un mecanismo de seguridad que corta el suministro de gas si la llama se apaga).

E.7. Con una llave inglesa pequeña quitamos la tuerca que mantiene el quemador piloto conectado al conducto del gas.

E.8. Retiramos el quemador piloto.

E.9. Limpiamos el quemador piloto metiéndolo bajo el chorro a presión de un grifo, dejándolo bajo el chorro durante un minuto y luego dándole la vuelta para que el chorro le incida también en el sentido opuesto para asegurarnos una mejor limpieza. Se recomienda no usar para su limpieza interior un bastoncillo o similar porque puede dejar restos de fibras.

E.10. Debemos eliminar bien el agua del quemador piloto antes de colocarlo de nuevo, para ello lo agitamos para eliminar el agua de su interior y lo dejaremos secar un rato (podemos ponerlo al Sol o una fuente de calor siempre que nos aseguremos que no alcance una temperatura elevada).

E.11. Montaje de nuevo: El montaje de nuevo consiste en simplemente revertir los pasos señalados. Importante: asegurarse que la bombona de butano tiene gas. En algunos modelos de estufa es relativamente fácil que se suelte alguno de los conectores del mecanismo de seguridad de temperatura, así que se recomienda revisar que los cables están firmemente conectados.